Diplomado AI Fundamentals: Un poco de historia

Estamos a pocos días del comienzo del inicio del Diplomado de AI Fundamentals 2020. En el diplomado se verán todos los temas relacionados con Inteligencia Artificial de la mano de Microsoft Azure. Por esto, nos pareció una buena idea hablar de un poco de historia.

En este caso tocaremos la historia de las aplicaciones conversacionales que permiten a los usuarios tener una experiencia de conversación fluida como si fuera con un humano.

¿Qué es un bot? ¿Qué es un chatbot? 

Hoy los bots son un tema apasionante e interesantes desde un punto de vista cultural. Cuando pensamos en un “Bot” probablemente se nos vengan a la cabeza muchas ideas de que son, y es posible, que la gran mayoría sea con relación a la simulación del comportamiento humano.

Desde los orígenes de la computación, siempre se intentó crear software, que de alguna manera, imite el comportamiento del ser humano. Muchos de estos casos también vienen de la ciencia ficción como el caso de HAL 9000, la computadora a bordo de “Odisea del espacio”. Los más jóvenes recordaran a Terminator, ese Robot que Buscaba a Sara Connor y luego, fue amigo de su hijo Jhon Connor, que aprendía de John sobre comportamiento de las personas y la frase, inolvidable, “Hasta la vista baby”. Y los aún más jóvenes, a Jarvis o Friday que asistían a Iron Man en sus aventuras.

Pero ¿Qué es un bot? Muchos los definen por su capacidad de automatizar tareas o comportamiento de forma autónoma, otros los definen por capacidades de conversación y comportamiento lo más similar posible al del ser humano o su inteligencia. Bot, es una abreviatura de la palabra “Robot” lo cual nos indica que estamos hablando de tareas automatizadas.

En la actualidad, podemos definirlos como el paradigma de interfaz que permite conectar a los usuarios con servicios de software que necesitan. Si bien, la relación muchas veces es entre humano y un bot, no siempre es así, pueden ser bots hablando con otro bot. Tranquilos, todavía falta mucho para que dominen el mundo y pase como nos cuenta Hollywood.

En el caso de un Chabot es el que está relacionado con un objetivo conversacional. Básicamente, nuestro bot, conduce una conversación a través de algún canal de comunicación como auditivos o textuales con un objetivo práctico y contexto limitado.

Sin darnos cuenta interactuamos con ellos muchas veces en nuestras aplicaciones. Por ejemplo, como para pedir comida, hacer un reclamo a atención al cliente o solicitar alguna información que necesitamos y a veces, no se comportan como deseamos o no logran comprender lo que queremos.

Existen varios tipos de Chatbots, tenemos algunos que tienen mecanismos muy simples, preguntas y respuestas, o hacen búsqueda dentro un texto o palabras claves a partir de lo que nosotros ingresamos, hasta los más complejos, que utilizan procesamiento natural para detectar la intención de lo que deseamos hacer. Pero, no dejan de ser, piezas de software.

Test de Turing

Durante la historia de la humanidad, desde el comienzo del desarrollo informático, inició un debate si realmente podemos decir que una pieza de software piensa. Uno de los pensadores más grandes de la época, Alan Turing, llevó adelante la prueba llamada “Test Turing”. El objetivo de la prueba era evaluar la capacidad de una máquina para imitar la inteligencia y/o comportamiento de un ser humano.

Test de Turing

Supongamos lo siguiente, una máquina programada para dar respuestas similares a las de los humanos, por otro lado un humano o persona. Por medio de algún canal, por ejemplo, mensajes de textos, una tercera persona empieza a enviar mensajes sin saber qué hay del otro lado y cual de los 2 responde. Si luego de varias preguntas y respuestas la persona que está realizando las preguntas, no logra distinguir entre la persona y la máquina, se dice que la máquina ha pasado la prueba.

Eliza

Más tarde, en 1966, apareció Eliza. Este software fue diseñado en el MIT por Joseph Weizenbaum. Muchos afirman que fue el primer ChatBot en pasar el test de Turing. Eilza fue una de las primeras piezas de software en intentar comprender el lenguaje natural, y extrañamente, era una parodia de un psicólogo. 

Eliza simulaba conversaciones mediante el uso de una metodología de coincidencia de palabras clave, daba a los usuarios la ilusión de comprensión por parte del programa, aún sin que éste tenga realmente un marco del contexto.

Si el software encuentra una palabra clave, aplica una regla que transforma la entrada recibida y devuelve una oración resultante. Si no se encuentra alguna palabra clave, el software respondía con una respuesta genérica o repitiendo uno de los comentarios anteriores de la persona con la que está hablando.

Con estas técnicas, el software pudo engañar a muchas personas haciéndoles creer que estaban hablando realmente con una persona de carne y hueso. Por lo tanto, algunos afirman que ELIZA es uno de los primeros programas capaz de pasar la prueba de Turing.

Suena muy rudimentario, pero, en el siglo XXI existen versiones de estos programas (conocidos como “chatterbots”) que siguen engañando a las personas, en muchos casos, quitarles dinero.

Perry

Por otro lado, en 1972, el psiquiatra Kenneth Colby, de la Universidad de Stanford creó a Parry.  Era un chatbot, implementa un modelo de comportamiento de una persona con esquizofrenia paranoide basándose en conceptos, conceptualizaciones y creencias, incluyendo una estrategia de conversación. Esto hizo que sea más avanzado que Eliza. PD: después no quieren que las máquinas dominen el mundo si programan bot con problemas mentales! 😛

En la primera “International Conference on Computer Communications” hicieron que Eliza y Parry tengan un diálogo a través de ARPANET. Se conectó al MIT con la Universidad de Stanford, y un “psicoterapeuta rogeriano” (Eliza) charló con una “paciente con esquizofrenia paranoide” (Parry). En este link pueden encontrar la publicación.

Tanto Eliza como Parry, han marcado hitos importantes en la evolución del procesamiento de lenguaje natural, de las prácticas de Inteligencia Artificial y, por supuesto, de la evolución de las prácticas de construcción de Bots Conversacionales.

Habitación China

En 1980 se propuso un experimento mental llamado “Habitación china”. Este experimento quería demostrar que la prueba de Turing no podía usarse para determinar si una máquina podía pensar.

Supongo que no muchos sabemos chino. Imaginen que le pedimos a una persona que entre a una habitación, en el medio de esta gran sala. Nadie puede ver lo esa persona hace dentro, ni tampoco ver a los que están fuera.

Otra persona, que sí habla chino y nunca había visto a la persona que está dentro de la habitación, comienza a pasarle mensajes en formato de texto por debajo de la puerta. Lo único que tiene la persona seleccionada, que no entiende nada del idioma, es utilizar una serie de manuales y diccionarios que le indican las reglas de cómo se relacionan los caracteres chinos (algo parecido a «Si entran tal y tal caracteres, escribí tal y tal otros»). La persona dentro de la habitación recibe mensajes, arma respuestas basadas en ese manual y reglas, y responde a la persona de afuera a través de texto por debajo de la puerta. 

Muchas personas que participaron de este experimento creyeron que quién estaba dentro de la habitación hablaba un perfecto chino. De esta manera John Searle, el creador de esta experiencia, quiso demostrar cómo ELIZA, por ejemplo, podría pasar la prueba de Turing simplemente manipulando símbolos de los cuales no tenían conocimiento. Él afirmaba que la comprensión no se puede inferir en “pensamiento”, al menos en el mismo sentido que las personas.

Tanto el Test de Turing como el argumento de Searle, han sido ampliamente criticados y altamente respaldados por la comunidad científica, y ambas influyen activamente en la filosofía de la inteligencia artificial.

OTROS

Eliza fue inspiradora de la aparición de otros notables Chatbots:

  • Julia (1994) – Primer chatbot verbal
  • Alice (1995) – NLP con personalidades múltiples
  • Sylvie (1997) – Primera “humana virtual” con cara y voz animadas, y
  • SmarterChild (2000) – AOL Instant Messenger y Windows Live Messenger, entre muchos otros.

Les recomiendo, en su tiempo libre libre, busquen y chatean con cada uno de ellos dado que están disponibles diversas versiones en Internet.

Conclusión

Sin lugar a dudas, al correr de los años se evolucionó considerablemente en la construcción de este tipo de software, que hoy podemos conocer como parte de la Inteligencia Artificial disponible a través de servicios cognitivos de diversos fabricantes, hasta muchos de estos servicios son gratuitos para que los probemos. Los invito a participar del “Diplomado de AI fundamentals”. Puedes registrarte gratuitamente desde este link. Gracias.

5 3 votes
Calificación de la Publicación

fsonego

View all posts
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x